Limpieza de pisos turísticos

Gestionar las reservas, responder a tus huéspedes, posicionar tu alojamiento... Y además llevar la limpieza de tus pisos turísticos. Sin duda, gestionar tu alojamiento es un trabajo a jornada completa. Con unos clientes tan exigentes como los que reservan contigo, es vital que cuides al máximo la limpieza de tu Airbnb.

Si algo va mal durante la reserva –o el alojamiento está sucio–, con toda probabilidad lo comentarán en su valoración. Y eso, va a dañar la reputación de tu Airbnb.

Hoy te contamos las opciones de limpieza de pisos turísticos que tienes a tu disposición. Podrás elegir aquélla que mejor se adapte a tu nivel de ingresos, disponibilidad y nivel de confort. Cada una tiene ventajas e inconvenientes que debes valorar para decantarte. Después, te contaremos 5 tips que te ayudarán a dejar tu piso turístico limpio como una patena.

Terminaremos el post con un check-list para que no se te pase ningún rincón.

limpieza pisos airbnb

Las tres formas de limpiar tu Airbnb

#1 Límpialo tú mismo

Esta forma tiene ventajas e inconvenientes bastante evidentes, no hay duda. De las tres opciones, hacer la limpieza del apartamento turístico por uno mismo es la opción más barata y te ayudará a mantener mayores márgenes. Pero, ¿vale la pena?

Ventajas

Más dinero

Si es el anfitrión el que limpia el piso turístico por si mismo, va a tener en su bolsillo más beneficios de su negocio. Tú, como anfitrión, puedes continuar cargando la comisión de limpieza y tus huéspedes no sabrán que eres tú mismo el que lo hace.

Todo queda niquelado

Si eres un perfeccionista y un poco obsesivo con la limpieza del piso turístico o de tu casa, por seguro tendrás perfectamente controlada la ejecución de las tareas. Así, evitarás que se pierdan ítems o no queden en el lugar donde estaban.

Inconvenientes

¿Tiempo? ¿Qué es tiempo?

Estarás ahorrando un buen puñado de dinero. Sin duda. Sin embargo lo que ahorras en euros… lo gastas en tiempo.

Dependiendo del tamaño de tu piso turístico, estarás gastando mucho tiempo de limpieza después del checkout de tus huéspedes. Recuerda: tu alojamiento no es un hotel pero tus huéspedes esperan que tu Airbnb esté tan limpio y sea tan confortable como un hotel.

Esto significa que tienes que cuidar la limpieza del piso turístico. Para asegurarte de que realmente está listo para los siguientes huéspedes, probablemente tengas que dedicar entre 4-8 horas para limpiar. Esto puede alterar tus tasas de ocupación, y finalmente, costarte más en ingresos perdidos que lo que ahorras en dinero.

Si estás limpiando tu alojamiento, estás sacrificando mucho. Es más fácil si tienes algún familiar al que pedir ayuda. Aunque en la mayoría de los casos no es así.

Te quita tiempo de gestionar tu negocio real

Hay muchas más tareas que hacer cuando estás gestionando tu negocio de alquiler vacacional. Si estás dedicando tiempo a limpiar el piso turístico, significa que estás dejando de lado tu actividad principal: hacer crecer tu negocio.

Si te entretiene limpiar y tienes disponibilidad para ello, ¡perfecto! Ve por esta opción de limpieza. Pero si tu objetivo es automatizar tu negocio y hacerlo crecer, limpiarlo por ti mismo no es una opción sostenible en el largo plazo.

limpieza de pisos turísticos

#2 Contrata a alguien para que limpie

Ventajas

Construye relaciones personalesEn lugar de trabajar con una compañía, puedes beneficiarte de las ventajas de trabajar con una persona individual. Puedes crear una relación estable con tu limpiador y, a la larga, ayudaros mutuamente en vuestros negocios.

Si alquilas a huéspedes de larga estancia, pregúntales si estarían interesados en limpiezas periódicas mientras se alojan contigo. Hazles pagar por la limpieza directamente.

💡 ¿Interesado en esta opción? Ten en cuenta que ofrecer servicios de limpieza en pisos turísticos cuando los huéspedes están alojados afecta a cómo tributan tus ingresos.

Puedes entrenar a tu personal de limpieza

Si te decantas por esta opción, podrás dedicar tiempo a capacitar a esta persona para que haga las cosas exactamente como te gustan a ti. Esto mejora notablemente la calidad de la limpieza de Airbnb, ya que eres tú directamente quien gestiona al personal.

Inconvenientes

Solo tienes una bala en la recámara

¿Qué ocurre si tu persona de limpieza enferma y no puede trabajar? ¿Qué ocurre si deja de estar disponible? Lo peor que te puede pasar es tener a un huésped que entra a tu piso turístico… ¡sucio! Depender de una sola persona para la limpieza del alojamiento turístico significa que si esta persona no puede limpiar, debes buscar rápidamente a alguien que lo haga o hacerlo tú mismo.

¿A quién contratar?

A diferencia de los servicios de limpieza de Airbnb profesionales –cuyos limpiadores pasan por controles y seguros sociales, los limpiadores individuales puede que no ofrezcan las mismas garantías. Contratar el servicio con empresas profesionales supone una garantía adicional. Al fin y al cabo, estás dejando pasar a tu vivienda a alguien.

#3 Contrata a una empresa de limpieza

Ventajas

Tu Equipo A

Si quieres tener cero preocupaciones, contratar a una empresa para la limpieza de Airbnb es tu opción.

Al contratar una que esté especializada en limpieza de alquiler vacacional, te aseguras que tu vivienda está más que limpia: tu alojamiento estará limpio al nivel que tus huéspedes esperan. Si la empresa de limpieza tiene algo de recorrido, con probabilidad, habrá otros anfitriones que hayan escrito valoraciones y recomendaciones. Fíjate en ellos.

Tienes respaldos, siempre

Las empresas de limpieza de Airbnb profesionales están mejor equipadas para gestionar avisos de trabajo en cortos espacios de tiempo (porque tienen a más limpiadores en plantilla). Además, también pueden atender encargos de último minuto si tus huéspedes han dejado más sucio de lo normal de piso turístico.

Además, aquí la palabra más importante es equipo. Es decir: no estás dependiendo de una sola persona para limpiar tu piso turístico. De esta forma tu alojamiento puede estar preparado para los huéspedes más rápido y más eficientemente. Finalmente, las probabilidades de que tu limpiador te dé plantón y no aparezca se reducen… Estas empresas de limpieza de pisos turísticos cuentan con equipos.

Por último, las compañías de limpieza de pisos turístico profesionales tendrán seguros de accidentes y responsabilidad social activos. Además contarán con políticas corporativas para mitigar riesgos.

Inconvenientes

Precio

Naturalmente, un servicio de limpieza profesional va a ser más caro que limpiar tú mismo el piso turístico o contratar a un individuo. Si has posicionado tu alojamiento posicionado tu piso turístico para atraer a viajeros low-cost, el incremento de los gastos de limpieza pueden reducir el número de reservas que recibas.

¿Quién ayuda a quién?

Si bien las probabilidades de que tengas todo como esperas utilizando un empresa de limpieza de pisos turísticos, aún sigues dependiendo de la disponibilidad del personal. Es decir, puede que no sea la misma persona la que limpie tu apartamento siempre.

Esto significa que estarás constantemente entrenando a equipos diferentes para que gestionen la limpieza y repongan los objetos donde estaban. Al final, es posible que tengas que trabajar tú mismo también.

💡 Considera utilizar check-lists de limpieza para pisos turísticos. Así puedes minimizar el trabajo que dedicas a entrenar al personal. Al final de este post encontrarás un check-list de limpieza que puedes empezar a usar en tu alojamiento hoy mismo.

Con esto dicho, con una compañía de limpieza de pisos turísticos profesional, no debería importar quién visita tu piso turístico de checkout en checkout. Una buena compañía debe tener a su personal entrenado para darte un servicio de calidad siempre.

limpieza apartamentos turísticos

Entonces, ¿hago la limpieza del alojamiento turístico yo o contrato a alguien?

No te equivoques: no puedes permitirte recortar prestaciones en la limpieza de pisos turísticos. Piensa en cuidadosamente en cuál es tu presupuesto y considera cómo contratar externos que te ayuden a aumentar tu volumen de negocio.

Finalmente, es tu decisión qué opción tomar: si hacer la limpieza del piso turístico por ti mismo; contratar a un individuo; o contratar una empresa de limpieza de apartamentos turísticos.

Si has elegido la primera opción, échale un vistazo a la siguiente sección.

5 trucos de limpieza para dejar tu piso turístico como los chorros del loro

Estos 5 trucos de limpieza de pisos turísticos los trae Noelia Novella, del equipo de Doinn, el mejor proveedor de servicios profesionales de limpieza para alojamientos turísticos. Siguiendo estos consejos, tu Airbnb quedará como los chorros del oro.

#1 Menos es más

Claro que hay huéspedes que son más minimalistas que otros, pero dejar tus recuerdos en tu apartamento turístico no les va a hacer sentir como en casa.

Menos cosas significa más espacio y una apariencia más limpia. Verifica qué elementos no son necesarios para la forma o función de la habitación y considere eliminarlos.

#2 Truco de «Follow the Wall» al limpiar

El uso de las paredes del apartamento como una ruta garantiza que cada parte de su espacio se vea de una manera sistemática.

Si necesitas ayuda a la hora de sistematizar la limpieza, te recomendamos que des un vistazo al checklist de limpieza de alojamientos turísticos que encontrarás al final del post. ¡Es un buen truco de limpieza de alojamientos turísticos!

#3 Deshazte de las cosas viejas

Es muy tentador comprar muebles y utensilios de cocina nuevos para ti y dejar los viejos para el apartamento de alquiler vacacional, pero a los huéspedes no les va a parecer tan buena idea.

Los muebles vintage pueden ser interesantes siempre que estén en buen estado, recientemente pulidos y/o pintados.

#4 Hacer una limpieza profunda cada 2 meses

Podemos pensar que los huéspedes no se quedarán muchas horas en nuestro apartamento porque hay millones de cosas interesantes para visitar en nuestro barrio o ciudad, ¡pero nunca se sabe!

En Doinn, haciendo limpiezas profundas, hemos encontrado muchas sorpresas desagradables: dulces dentro de una lámpara, servilletas sucias en la última estantería del armario de la cocina o extractores de humo colapsados de grasa.

Es normal que con altas tasas de ocupación, no haya mucho tiempo para revisar todo, pero aprovecha si tienes una noche vacía para hacerlo.

#5 Usa ropa blanca

No es coincidencia que hospitales y hoteles usen ropa de cama y toallas blancas. Por mucho que nos agrade tener un poco de color en las camas y baños de la casa donde vivimos, solo la ropa blanca transmite al huésped que acaba de ser lavada.

Si tiene la posibilidad de alquilar la ropa de cama y baño, no solo sentirá que hace una gran diferencia en la experiencia del huésped como, le ahorrará tiempo y dinero para comprar o alquilar siempre los mismos kits.

empresas limpieza pisos turísticos

Check-list de limpieza para tu piso turístico: ¡Ni una pelusa en ningún rincón de la casa!

Es obvio que cada vez que tu huésped ha hecho el checkout, debes limpiar tu piso turístico a fondo. Sin embargo, en algunas ocasiones la limpieza puede resultar un poco caótica: ¿Por dónde empezar? ¿Limpiamos el cajón de los cubiertos en cada checkout? ¿Solo una vez al mes?

Este checklist de limpieza de alojamientos turísticos te ayudará a sistematizar el proceso de limpieza después del checkout de tus huéspedes.

Tanto si has externalizado el servicio con una persona o empresa de limpieza para tu alojamiento o lo haces tú mismo, este check-list te ayudará a cubrir toda la vivienda y que no se te olvide ni un rincón.

El baño

El baño es la zona donde debes prestar más atención a la hora de plantear la limpieza del alojamiento.

A pesar de que puede resultar poco gratificante, debes esforzarte a fondo en el baño, especialmente en la ducha o la bañera. Límpialas entre checkout y check-in. Siempre. La limpieza del baño es algo que impacta a los huéspedes –encontrar un baño sucio es sinónimo de mala valoración en Airbnb.

Evita que el moho o las manchas de agua aparezcan en las superficies del baño. Si aparecen y no las eliminas de inmediato, los huéspedes notaran el baño sucio.

En el checklist de limpieza de alojamientos turísticos no debe faltar los trastos de limpieza. Por ejemplo, las mopas, bayetas o escobas y escobillas que utilices. Reemplázalos en cuanto veas que están estropeándose.

También es recomendable utilizar productos de un solo uso. Si te decantas por esta opción, piensa en el medioambiente y utiliza productos de limpieza biodegradables.

El punto aquí es que el baño debe estar impoluto. ¡Debe brillar! Y no te olvides de tener siempre a mano papel higiénico.

La cocina

Es cierto: Si el cliente objetivo de tu alojamiento turístico no es familias, es probable que tus huéspedes no pasen mucho tiempo en la cocina. Sin embargo, eso no quita que debas dar un buen repaso a esta estancia después del checkout.

Si tienes lavavajillas, utiliza buen detergente de máquinas –para no dejar platos a medio lavar o con residuos que ensucien el resto de la vajilla limpia. Asegúrate de ojear todos los cajones y armarios para retirar cualquier desperdicio. Limpia también a conciencia el cubo de la basura.

Las repisas y las encimeras tienen que estar brillantes. Limpia también los frentes de los armarios una vez al mes para eliminar las huellas.

Los dormitorios

Las habitaciones o dormitorios es la parte de la limpieza del alojamiento turístico más sencilla. Sin embargo, presta mucha atención en cómo haces la cama. Es súper importante porque es la primera impresión que se llevarán tus huéspedes del alojamiento. Una cama bien hecha, influye sobremanera en las evaluaciones de tu alojamiento turístico.

El principal punto aquí es cambiar toda la ropa de cama y asegurarte de que está bien hecha. Airea las almohadas y alisa las sábanas. Pasa el aspirador en el suelo –y no te olvides de hacerlo debajo de la cama–. Inspírate en el estándar de camas de los hoteles.

Los espacios comunes

Al igual que con los dormitorios, los cuartos de estar, comedores y otros espacios comunes requieren menos esfuerzo que el baño o la cocina cuando nos referimos a la limpieza de alojamientos turísticos.

Asegúrate que has barrido y fregado el suelo; los cojines y almohadas están aireados y en su sitio. Comprueba que todas las bombillas funcionan –y cambia aquéllas que no. Asegúrate de quitar bien el polvo a los muebles –también las patas de las mesas y sillas así como las estanterías más bajas.